Cómo recuperar viejos post

A todos nos ha pasado: Ese post que llevamos días trabajando, para el que tanta información hemos recopilado y que tantas horas nos ha llevado preparar; cae en el olvido rápida y dolorosamente. Es una de las leyes de Murphy del mundo blogger: el éxito de un post es, en ocasiones, inversamente proporcional al que le presumíamos. Y nunca dejará de sorprendernos. Pero no te preocupes: A pesar de vivir en una era en lo que lo actual se convierte en pasado a velocidad de vértigo, siempre nos queda la opción de dar una segunda oportunidad a nuestros viejos post, fueran más o menos exitosos. Una segunda vida para que vuelvan a ser leídos, compartidos y comentados.

Trabajo

Pero, ¿cómo recuperar viejos post?:

  1. Haz un lista. Prepara un listado con los que son, en tu opinión, los mejores post de tu blog; los que más visitas han tenido, los que mayor número de interacciones han generado en las redes sociales o los que más comentarios han registrado. Así sabrás cuáles son esos post que debes potenciar.
  2. Usa el calendario. Las estaciones, las festividades o incluso la actualidad… si lo piensas bien seguro que has publicado algo relacionado con ese acontecimiento o evento determinado y que puede ser de interés en este momento.
  3. En las redes sociales, reutiliza. Recuerda la lista del primer punto y llévala a las redes sociales. Evidentemente, hazlo con cabeza. No satures con tus viejos post y adecúate a cada red social. Por cierto, hay plugins muy útiles que pueden ayudarte a rescatar enlaces de post antiguos y a automatizar el proceso.
  4. Enlázate. Cada vez que redactes una nueva entrada acuérdate de linkear viejos post en palabras o términos claves. No sólo es una buena estrategia para rescatar viejos artículos si no que seguro que a tu lector le gustará poder acceder a más información sobre el tema en cuestión.
  5. Utiliza widgets. Hoy en día hay una infinidad de widgets que te ayudarán a dar más visibilidad a esos viejos post. Por ejemplo, al final de cada entrada puedes publicar ‘post relacionados’ que recomiendan al usuario otros post relacionados, valga la redundancia, con la que acaba de leer. Otra funcionalidad muy útil es la de publicar en alguna columna del blog los post más populares: los más leídos, los más comentados, etc.
  6. Recicla tus post: Revisa la información, actualízala si fuera necesario, mejora el formato, las imágenes, añade nuevos links que aporten más información e incluso cámbiale el titular para hacerlo más interesante.
  7. Recopila: Puedes publicar un resumen semanal o mensual de tus post; en función de la frecuencia de publicación que sigas. O bien recupera todas las entradas publicadas sobre un tema y redacta un artículo nuevo aglutinándolas que servirá para aportar al lector información muy útil y accesible sobre un tema de su interés. Y, por supuesto, la publicación de newsletter te servirá para sacar de nuevo a la palestra esos post antiguos.

Iria Rodríguez

Fan de las palabras. Charlatana incansable, me gusta escribir, leer, el fútbol, ver series y estoy enganchada a todas las redes sociales que existen. ¡Una mujer a un móvil pegada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *