Cómo seducir para vender en tu web

Cómo seducir para vender en tu webLas páginas web han cambiado muchísimo a lo largo de los años. No sólo por la imposición de los avances técnicos si no también la forma en que las empresas han asumido esta presencia online.

Hasta hace no pocos años, antes del ‘boom’ de las redes sociales y de que la relación marca-cliente girara 180 grados, las páginas web se entendían como un ‘contenedor’ corporativo, un espacio en la red porque hay que estar donde volcar teléfonos y direcciones de contacto y catálogos escaneados de los productos y servicios. Y después de eso, sentarse a esperar una venta offline.

Aún hoy conviven muchas webs encorsetadas que se limitan a replicar información corporativa al uso: fría, distante, técnica, inmóvil. Páginas web que no venden, no enganchan, no generan la cercanía que el usuario busca.

El proceso de compra también ha evolucionado en estos años: Ahora no sólo buscamos calidad y precio. Queremos saber quién está detrás del servicio, cuáles son sus motivaciones, qué formación han adquirido, cuál es su metodología de trabajo, cuáles son sus ideales… Así que, si queremos vender, tenemos que tener claro que también debemos seducir.

Así que si queremos tener una buena página web, debemos conseguir que venda. ¿Cómo? Se trata de seducir a nuestros posibles clientes.

Cuatro claves para que tu página web seduzca:

> Preséntate:

Habla de ti como persona, no sólo como profesional. Cuéntales a tus posibles clientes quién eres, por qué haces lo que haces, qué es lo que más te gusta en tu tiempo libre, qué principios te mueven… Deja de hablar de ti en tercera persona y no te sumes compañeros: Si estás tú solo en tu proyecto, usa el singular. Recurre a una escritura directa, divertida, sencilla. Busca conectar con el usuario sacando a relucir tu lado más simpático. Y da la cara. Literalmente. Pon tu cara en tu web. O mejor aún… ¡preséntate en vídeo!

Ejemplo de una página de presentación: Blogger Connection opta por el vídeo

Las chicas de Blogger Connection se han atrevido con un mini video para presentarse.

> Cuida el diseño:

No infravalores lo que el diseño puede hacer por ti. Ten en cuenta que una web atractiva y de calidad proyectará una imagen de profesionalidad. Cuida todo el proceso de creación de tu página web, define un estilo y un diseño final y acompaña siempre tus contenidos con imágenes o elementos multimedia que no se salgan de esa línea perfilada (gama de colores, tipografía, enfoques fotográficos, etc). La cohesión entre todos los elementos otorgará un resultado final mucho más pulcro y atractivo además de ofrecer, como hemos dicho, una imagen de perfección y profesionalidad de tu marca y de tu trabajo. Que te reconozcan con un simple vistazo.

Ejemplo de diseño e imágenes cuidadas en MrWonderful

No hay duda de que todas las imágenes de MrWonderful tienen un mismo estilo definido.

> Llama a la acción:

Recibes visitas. Bien. Se quedan un rato en tu página leyendo tus textos. Bien. Pero no consigues que después hagan lo que tú quieres (ya sea comprar, suscribirse o enviarte un mail). Algo falla. ¿Te faltan llamadas de acción (más conocidas como ‘call to action’? Es decir, un reclamo, una sentencia, una invitación a que realizar una acción específica. Un elemento con potencia visual y mucho gancho para que, tus usuarios, hagan algo más que leerte y conocerte. Fíjate. La mayoría de las webs que frecuentas las usan.

Ejemplo de call to action en Spotify

Casi sin darte cuenta el cursor se fija sobre ese ‘Mejora tu cuenta’…

> Explica qué vas a hacer por tu cliente:

Deja de enumerar tus infinitas cualidades, tu profesionalidad y perfección en el trabajo y la gran variedad de tareas que puedes llegar a hacer. Tu posible cliente no quiere saber lo bien que haces lo que haces, si no qué es lo que tu servicio (o tu producto) puede hacer por él. Cuáles van a ser los beneficios de contratarte, en qué va a repercutir en su empresa o en su vida y qué puede perderse si no lo hace. Tienes que conseguir que, cuando acabe de leerte, sienta que contar contigo será su mejor inversión.

Ejemplo de texto de venta eficaz: Mamá, quiero ser blogger

Mamá, quiero ser blogger da en la clave: Tienes una necesidad y ella sabe cuál es y cómo solucionar el problema

Iria Rodríguez

Fan de las palabras. Charlatana incansable, me gusta escribir, leer, el fútbol, ver series y estoy enganchada a todas las redes sociales que existen. ¡Una mujer a un móvil pegada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *