Qué no hacer en Facebook

Qué no hacer en FacebookNo son pocos los negocios que se apoyan en Facebook para ganar visibilidad y llegar a nuevos clientes. A pesar de que la red social prefiera hacernos pasar por caja para darnos esa notoriedad, una buena estrategia puede ayudarnos a lograr el alcance necesario para que nuestra marca esté en boca de todos. Y, a la hora de definir nuestra estrategia, tan importante es saber qué hacer como tener claro qué no debemos hacer.

Todos hemos visto, como usuarios de la red social, malos hábitos por parte de marcas a las que seguimos; como no contestar nuestras preguntas o no ofrecer una información completa de su negocio en sus perfiles. Pero hay otros hábitos que, por repetidos, asumimos como correctos sin serlo así. Hoy vamos a definir qué no hacer en Facebook.

  • Actuar desde un perfil personal: La primera y una de las más importantes, como recogíamos en esta infografía que realizamos en 2014, es no abrir para nuestro negocio un perfil personal. Además de ser un error que puede conllevar el cierre del perfil por parte de Facebook, la dinámica y la relación con tus usuarios se verá perjudicada.
  • Dejar incompleto nuestro perfil: Dirección, horario, teléfono y mail de contacto, página web, descripción de tus servicios, imagen de portada, el botón de llamada de atención, las pestañas destacadas de la fanpage, etc. Dedícale tiempo a mimar tu página de perfil: Que ofrezca una imagen profesional y facilite el salto de tus usuarios de tu fanpage a tu negocio.
  • No organizar nuestra galería multimedia: No publiques únicamente fotografías en tu muro. Cuida la pestaña de fotos, organiza tus servicios o productos en álbumes por temática y producto o como mejor convenga en función de tu profesión; pero que si un usuario aterriza en esa parte de tu fanpage no se tope con un auténtico cajón desastre.
  • Realizar concursos sin conocer las normas de Facebook: En este post te contábamos que no todo vale a la hora de realizar concursos en esta red social. Recuerda además que Facebook suele modificar sus normas, así que échale un vistazo a la letra pequeña antes de lanzarte con un concurso en tu fanpage.
  • Hablar sólo de ti: Tu usuarios quieren saber lo que haces y cómo lo haces, pero también conocer novedades de tu sector aunque no las cuentes tú y que les aportes un valor añadido con otro tipo de contenidos.
  • No trabajar las publicaciones: No acompañar de texto las noticias que compartes en tu página o, al contrario, escribir un texto muy largo. Redacta un par de frases que atraigan la atención del lector, modifica la imagen si lo consideras oportuno y elimina el link del campo del texto.
  • Ser irregular: No aburras, pero tampoco desaparezcas. Antes de empezar a publicar decide una periodicidad que vas a poder mantener y sé fiel a tu calendario. Recuerda que en Facebook no podemos saturar a nuestros usuarios pero debes aparecer en sus muros periódicamente para no caer en el olvido. Dos o tres publicaciones en el día como mucho, dos o tres publicaciones a la semana, como poco.
  • No actuar ante una crisis de reputación: En este post os ofrecíamos un kit de primeros auxilios para esas situaciones desagradables en vuestras fanpages. Analiza la crítica y actúa con sentido común, no escondas la cabeza como un avestruz.
  • No responder a tus usuarios: Contesta sus dudas, agradece sus comentarios e imágenes, conversa con ellos, etc. Puede que hayas decidido entrar en Facebook para generar negocio pero lo cierto es que estás creando comunidad. ¡Cuídala!

Iria Rodríguez

Fan de las palabras. Charlatana incansable, me gusta escribir, leer, el fútbol, ver series y estoy enganchada a todas las redes sociales que existen. ¡Una mujer a un móvil pegada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *