Mamá, soy community manager

Seguramente a muchos de vosotros os ha costado explicar más de una vez en qué consiste vuestro trabajo como community manager. Más allá de tópicos como:  ‘Te pasas el día en Facebook’,  el día a día del community manager es complejo y estresante.  Si todavía no sabes como describir bien tu trabajo, he aquí una guía con algunas de las tareas más importantes. Os recordamos que podéis ver todas nuestras infografías.

Ilustración 8iMedia - Mamá, soy community manage

Cómo recuperar viejos post

A todos nos ha pasado: Ese post que llevamos días trabajando, para el que tanta información hemos recopilado y que tantas horas nos ha llevado preparar; cae en el olvido rápida y dolorosamente. Es una de las leyes de Murphy del mundo blogger: el éxito de un post es, en ocasiones, inversamente proporcional al que le presumíamos. Y nunca dejará de sorprendernos. Pero no te preocupes: A pesar de vivir en una era en lo que lo actual se convierte en pasado a velocidad de vértigo, siempre nos queda la opción de dar una segunda oportunidad a nuestros viejos post, fueran más o menos exitosos. Una segunda vida para que vuelvan a ser leídos, compartidos y comentados. Leer más

Qué publicar en cada red social

Todos hemos dudado alguna vez si un contenido es apropiado para una determinada red social. La importancia de conocer cómo funciona cada una de ellas nos permite identificar qué contenidos son más adecuados en cada caso. Saber qué contenidos, qué formato utilizar o cómo comunicar el mensaje son claves a la hora de ganar visibilidad y sacarle el mayor rendimiento a nuestras publicaciones. He aquí  una serie de pautas útiles que únicamente representan la punta del iceberg en el panorama Social Media.

Infografía: Qué publicar en cada red social

Haz click para ver más grande.

Vivir de tu blog

Vivir de tu blogDe profesión, bloguero. ¿Realidad o quimera? En la era de los Social Media, la burbuja blogger parece no terminar de hincharse. Dedicar nuestra jornada laboral a nuestro blog puede antojarse, a priori, como una salida atractiva al desempleo; máxime por la escasa inversión que requiere, más allá de un portátil, conexión a internet y -para una imagen más profesional- la compra de un dominio y hosting. Pero nada más lejos de la realidad. Son muy pocos los que consiguen aparcar el empleo por cuenta ajena y vivir exclusivamente de los ingresos de su blog y algunos más los que con esta herramienta logran unos ingresos extra al mes. Leer más